Vehículo infernal

Ajustó su chaqueta de cuero rosa y le añadió algunas cuentas brillantes. –¿Real?– preguntó Pendeja mientras bajaba sus ray ban para contemplar mejor el panorama. –Yo no te digo nada por esas desdichadas ojeras que traes con tu intento de gótica– replicó Pendejo. Al terminar de modificar sus atuendos ochenteros versión party time, se encaminaron […]