El sapo incompleto

Se dirigió indignada a la tienda china que iba regularmente en compañía de su dulce abuelita solicitando que le cambiaran el sapo. –Vengo a que me cambien el sapo–le dijo la pendeja al chino que sabe más español que cualquier haitiano promedio. –¿Qué le pasa a su sapito?–respondió este con suma extrañeza en su rostro. […]

Anuncio publicitario

Murciélago herido

Quiso tenerle cerca desde que comenzó a sentir que sus alas cobraban vida propia. La noche nunca fue tan día hasta que volaron juntos mirando las estrellas, que tras distinguir su existencia eran utilizadas para sus propias constelaciones llenas de odio, muerte y destrucción. En algún momento Blood creyó ver cuerpos celestes en forma de […]