El club de las suicidas

—Estoy recién comenzando a querer vivir—mencionó la pendeja al mirar su cigarrillo, mientras la ceniza caía en la baldosa del baño. —Es un avance—respondió la suicida uno, quien entonces era una nueva paciente trasladada de otra institución por reiterados intentos de suicidio. El humo de los cigarrillos consumidos se contemplaba casi tapando toda vista posible. […]

Anuncio publicitario