Triste flor

La mayoría de sus pétalos caídos, con el tiempo fueron extinguidos. Triste flor, cuánto te han buscado, nadie te había encontrado. No lo puedo creer, desdichada y amortajada, creciste abandonada. Hoy te quieres bien.

Parsiomonia

Las agujas se mueven Rompen el vidrio Ni rápido ni lento Tampoco violento Las hojas susurran Aterciopeladas No las dejen abandonadas Quédate ahí, en el mismo sueño Descalza Quédate ahí, no busques dueño Desnuda Quédate ahí, se triza el tiempo Fortuna Restaura las alas No caigas en picada Esconde el reloj en la arbolada.

Anuncio publicitario

Bestias químicas

El sigilo de los fármacos me ha encandilado, parece que el temor se ha esfumado, sentencio con cautela el olvido del dolor que cualquiera haya distinguido. Creerán que he encontrado la panacea a mi pecado, pero bien se han equivocado. Esas bestias químicas solo adornan el panorama infernal, cuando el efecto se acaba la historia […]